martes, 25 de septiembre de 2007


Así odiándome, por lo anteriormente dicho, el tipo este entró a mi prestigiosa casa de estudios, no lo podía creer, mi jodida suerte, pero nunca antes lo había visto.

A penas vi a la chica, mi yunta en la universidad, le conté del tipo este, y me dijo:-“¡Ah! De verás que tú no estabas.” Y yo le dije:-“¿Porqué, qué pasó, quién es?” y ahí la chica me contó que él es un profesor reemplazante de literatura inglesa, le pregunté qué había sucedido con la Ms. Mayer, me contó que había tenido un accidente y bla bla bla.

Luego de ese cotilleo matutino, entramos a la sala, y teníamos clases de literatura, para mi puta suerte.

El entró a la sala, me vio y dijo:-“tú de nuevo, hola, ¡ah! Creo que el sol saldrá hoy un ratito como a las cuatro” yo solo sonreí y asentí. Ahí la chica me dijo que su nombre es Andrés Correa.

No hay comentarios: