jueves, 27 de diciembre de 2007

Chicken run. (3ª parte y final.)



...En cambio, nuestro Jaguar volcó y dio varias vueltas de campana antes de detenerse. El modelo que la Anto había robado especialmente para la ocasión tenía doble airbag y habitáculo central indeformable, por lo que después de unos segundos emergíamos relativamente ilesos de entre un cubo de metales retorcidos que segundos antes fue un hermoso sedán de lujo.
Del otro auto no quedo prácticamente nada. Las únicas piezas reconocibles eran el tren trasero, que colgaba de una gruesa rama, y una luz naranja que se negaba a apagarse.
Todo apestaba a gasolina y del sujeto no había rastro. Aunque viendo el desastre, no tenía ganas de averiguar su estado.
Entonces escuché la voz de la Anto. Se reía. – AJAJAJAJAAA AHÍ TENÍ!! COMO TE QUEDÓ EL OJO, CUICO Y LA CONCHETUMADRE!!!- gritó, mientras levantaba sus dedos medios y saltaba. Su chaqueta estaba rota y solo conservaba una cola, al igual que un solo vidrio de sus anteojos.
-¿y?- me dijo extendiendo las manos. Yo le entregué un par de revólveres negros, de mango ergonométrico y una letra de oro grabada. "A".
- QUE TENÍS EN LA CABEZA, LOCA DE MIERDA?? ¡¡¡ ESE AUTO ME COSTO NUEVE MILLONES DE PESOS!!!HIJA DE LA GRAN PUTA!!!-
Era el tipo del coupé. Al parecer había logrado saltar del auto cuando vio que iba a estrellarse, sin sufrir mayores heridas que un corte en la frente que sangraba copiosamente y un brazo que, por la extraña forma de oscilar, estaba roto a la altura del codo.
Saltar del auto fue inteligente.
Gritarle insultos a alguien que acaba de tratar de matarte no fue inteligente.
Antonia le apuntó a las piernas. Momentos después el tipo caía de bruces al suelo, con dos agujeros redondos y prolijos en sus rodillas. Y por lo que se puso a gritar, descubrimos que era alemán, con lo que Anto amplió su repertorio a niveles internacionales.
- gracias.- me dijo.
Le sonreí y sacándole los anteojos rotos suspiré.- te compro lentes nuevos si me prometes no decir más garabatos...-
- no los necesito tanto.- rió.

_____________________________________________________________________________________


Gracias a ti.

No hay comentarios: