domingo, 16 de diciembre de 2007

Gracias

Con altas voces y luminosas miradas
Cabalgo sobre las nubes en pos de la lluvia.
Nadie conoce el rostro de las estrellas, pero sin verlas las añoro.
Quiero el sol en mis palabras, quiero la luna en mi pecho,
No quiero sombras, ni aquellas en las tardes ni bajo los ánimos amorosos
En tantas siluetas se esconde mi huella, que conozco y he tocado las almas de quienes sin saberlo me nombran
Y el eco de sus susurros sobre el cielo es una cascada de luces maravillosas,
Un mar de olas graciosas me alzan en vilo y me elevan riendo.
La espuma en mis dedos encuentra mis gratitudes,
Y todos los pájaros me ceden sus plumas para recorrer los palacios celestiales.
Las multitudes de corazones que tiemblan son tambores que puedo oír
Como una selva de vidas ansiosas, de temblores de cobre pulido
Me adentro en un bosque hecho de abrazos, de caricias silvestres y besos salvajes.
Nunca estaré solo, nunca mis pasos no tendrán eco,
Ni siquiera en la tierra húmeda de las terribles montañas,
Ni siquiera en el fondo de los volcanes humeantes,
La vida que derraman sus laderas será mi cobija y mi abrigo,
Las nieves eternas de las altas cumbres mi refresco y mi calma.
Y en mis pasos, mis caminos y mis sendas,
A mi lado camina el mundo y sus incontables habitantes,
Y un gato gris que espera los momentos en los que la lluvia refresque su rostro
Gracias por el tiempo en que al abrir las puertas, y todas las ventanas,
Al abrir mis ojos y reír con mi completa paz,
Salude a la mañana con los brazos abiertos
Para beber rocío, y embriagarme de amaneceres.
Quiero soñar con primaveras,
Y sobre todo, gritar con voz muy fuerte
Gracias a esta vida y quienes me acompañan.

(con tu permiso)

_______________________________________________________________________________

Rupturas...malas para el corazón, buenas para la economía.

No hay comentarios: