lunes, 5 de mayo de 2008

Colores cortados y espumas enmohecidas.






Hoy la neblina y la luz de los faroles se inmiscuyeron y jugaron entre la ramas del parque cercano.

Líquidos en forma de vapor, típicos de la hora, eran amanados del suelo de la ciudad...formaron colores cortados...espumas enmohecidas.
Cruzar el parque y llegar a casa a salvo era toda una travesía para mi corta edad. El juego de la neblina y los faroles hacían extraños dibujos que de mirarlos te daba calosfríos, ramas que podían desgarrar ropas y el frío que calaba hondo en mis huesos.

No hay comentarios: