domingo, 19 de julio de 2009

Fin de semana de julio.


Tenía el culo cansado de tanto follar, la garganta seca y una resaca del demonio, el maquillaje corrido y el pelo sucio, grasiento y con los olores que dejó la noche recién pasada… una par de anfetas, una coca cola Light obvio y de vuelta a la vida.

Rumbo a la existencia, tengo flashes de recuerdos, un tipo, un gringo me pidió que le dijera:”master, please hit me and fuck me harder” una vieja de unos 60 años me pidió que le orinara adentro, gozaba como nunca la muy puta y a mi me dicen así…

Creo que lo que más sorprendió fue la visita de un chico de no más de 20 años, quería su primera vez por le culo, que lindo…era tan trucho como yo, era lindo el pendejo de mierda. Como un típico niño de bien, cuiquito, rubio, ojos claros…un príncipe, no pude decir no…a veces el weoncito decía cosas en alemán.

Soy una mierda de persona…muchos me critican, yo no lo hago, por que no soy quien, soy el weon mas conchesumadre del planeta, me cago a la mujer perfecta, me ama y me cuida…en el fondo creo que sabe de mi, tengo una hija linda, que quedaría destrozada si supiera lo que hace papi por las noches.

En fin…creo que me gusta pretender tanto como dar por el culo, me gusta mentir tanto como que se corran en mi cara, me gusta fingir tanto como los zapatos baratos que visto.

Paré en una estación de servicio, vomité, si, siempre lo hago, creo que nunca me acostumbraré al hecho de que me doy asco, me duché y tomé un desayuno, pan francés y café, ya estaba vestido o mejor dicho disfrazado de hombre, listo para llegar a mi casa, saludar a mi esposa, preguntar por la niña y pretender haber trabajado muy duro…duro? Si. Mucho.

martes, 7 de julio de 2009

07 de julio

bajo los vestigios enmohecidos
enfriada yazco
radiante, orgullosa, vacía y temerosa
no pretendo vender almas
ni tengo por que
si quiera tengo una
vestigios imposibles de olvidar
recuerdos constantes que hieren
como mil agujas en los ojos
morados llenos de sangre
ojos que ven lo que quieren ver
almas que sienten lo que tienen que sentir...nada