miércoles, 2 de diciembre de 2009

Los calientes.


Entrelazados cuerpos desnudos, vaporosos y bellos, sudaban de placer un líquido como ámbar, dulce como azúcar y tibio como un té. Se decían al oído palabras osadas, que sonrojaban al mas desvergonzado... palabras que derretían y palabras en mudo. Las miradas penetrantes como sus miembros se desorbitaban y a ratos lloraban de lujuria. Para que hablar de sus cabellos enredados, ellos se jalaban para obtener el poder, pretendiendo cubrir dolor con dolor, placer por placer, sin pudor, con ternura y con lágrimas, con sudor. Sus lenguas eran mounstruos marinos que lamian todo al pasar, dejando suave y caliente a su alrededor. El sexo como un campo de batalla, los confundió y atontó...drogados el uno por el otro, no podían parar de amarse, sus risas se escuchaban como llantos, era todo confusión...embriagados ya no sabían que hacer, llegaba el momento del climax, uno de los dos iba a explotar, se restringían, no sabían que sentir. Pensamientos empañados y sus genitales ya no aguantaba más... Ahora. Si, ahora. Me amas? Si...te amo.




Dedicado a Klaus y Pedro.

No hay comentarios: